Iniciando conversaciones con sus hijos sobre las identidades LGBTQ

Iniciando conversaciones con sus hijos sobre las identidades LGBTQ

Por: Ariane Robinson y Marina Spears

Traducido por: L. Antonio Mayen Castellanos

La semana pasada, estaba conduciendo por la ciudad haciendo recados con mi hija de nueve años. Como de costumbre, ella cantaba alegremente junto a la radio. Cuando bajamos por una calle que no estaba en nuestra ruta típica, ella dejó de cantar, miró por la ventana, señaló al otro lado de la calle y dijo: “¡Oye mamá! Mira esa bonita bandera del arco iris ”. Cuando miraba al otro lado de la calle, noté que a lo que se refería era una bandera LGBTQ.

Lo primero que pensé fue en decir: “Sí, esa es una bonita bandera”. Sin embargo, por suerte para mí, tuve un buen día de crianza y decidí aprovechar el momento y conversar con ella. Le pregunté si sabía para qué servía la bandera. Ella no lo hizo, por lo que durante el resto del viaje a casa pude discutir con ella lo que representaba la bandera, y el acrónimo LGBTQ; Lesbianas, Gays, Bisexuales, Transgénero y Queer. Esto nos llevó a una breve pero importante discusión sobre la importancia de mostrar amor y empatía a quienes nos rodean.

Es importante tener discusiones como las que tuve con mi hija sobre temas LGBTQ. Muchas de las preguntas formuladas por los niños y los problemas discutidos pueden llevar a conversaciones difíciles para algunos padres, pero son importantes para ayudar a nuestros niños a navegar por el mundo en que vivimos. Tener conversaciones sinceras y abiertas con nuestros hijos también puede ayudar a disipar cualquier odio. o declaraciones discriminatorias que pueden haber escuchado o visto en línea que podrían considerarse dañinas e inapropiadas. Cuando los niños sienten curiosidad por algo, “buscan en Google” como otra manera para obtener la respuesta, y lo que encuentran a menudo puede ser incorrecto.

Cuando las discusiones simplemente ocurren, como el ejemplo anterior, ¡es una oportunidad que no debe perderse! Sin embargo, es imperativo tener estas conversaciones, incluso si no “simplemente suceden”. Depende de nosotros, hacer que sucedan. Esto garantiza que la información que reciben nuestros hijos sea precisa y provenga de un lugar de comprensión y amabilidad hacia todas las personas. El informe de la Encuesta de Clima Escolar Nacional 2013 (Kosciw, et al, 2014) informó las siguientes estadísticas:

  • 74.1% de los estudiantes LGBTQ fueron acosados ​​verbalmente
  • El 36.2% de los estudiantes LGBTQ fueron acosados ​​físicamente.
  • El 49% de los estudiantes LGBTQ experimentaron ciberacoso.

Las estadísticas de bullying escolar no disminuyen y los jóvenes LGBTQ a menudo son objetivos. El odio se aprende y se perpetúa, y la mejor manera de detener ese ciclo es enseñar que el maltrato a los demás es incorrecto, y nunca hay una justificación para ello. La intimidación no ocurre en el vacío, afecta a la víctima, a su familia, a los amigos y a las comunidades en las que viven, tanto en línea como fuera de ella. Tomarse el tiempo para hablar con nuestros hijos y escuchar lo que ya saben es de suma importancia.

Si no está seguro de cómo puede comenzar a conversar con su hijo sobre este tema. Aquí hay varias preguntas de respuesta que se pueden usar para iniciar una conversación y ayudarlo a conectarse más con sus hijos en cuestiones de LGBTQ.

  • ¿Sabes lo que significa LGBTQ?
  • ¿Conoces a alguien que se identifique como LGBTQ?
  • ¿Entiendes que las personas pueden enamorarse de personas del mismo sexo?
  • ¿Alguien los trata de manera diferente?
  • ¿Estás consciente de los términos despectivos para las personas LGBTQ?
  • ¿Qué piensas sobre eso?
  • ¿Cómo crees que esos términos y / o intimidación afectan a la persona, a los miembros de la familia o a los amigos?

Cuando comience a tener conversaciones sobre términos LGBTQ con su hijo, recuerde:

  • Tomará más de una conversación – Como padres, algunas veces pensamos que necesitamos tener conversaciones largas y largas con nuestros hijos para ser eficaces. Sin embargo, a menudo es mejor, especialmente para los niños más pequeños, tener múltiples conversaciones más pequeñas durante un período de tiempo. Este enfoque le da a su hijo algo de tiempo para pensar y procesar lo que ha discutido.
  • Escuche con atención – No olvide que no desea que su discusión con su hijo se convierta en una conferencia. Debería ser una conversación bidireccional donde haga preguntas y luego escuche sus respuestas y respuestas. Cuando escuchas atentamente lo que dice tu hijo, eso demuestra que los valoras y sus pensamientos. Si se sienten valorados y escuchados, es probable que acudan a usted nuevamente con otras inquietudes.
  • Manténgalo en su nivel – Haga todo lo posible por responder las preguntas de su hijo en un nivel que puedan entender. Usar palabras y explicaciones simples funciona mejor. Mantenga los hechos apropiados para su edad y lo que cree que es más importante que comprendan ahora.
  • Enfatice la importancia del respeto – asegúrese de que su hijo sepa que las humillaciones contra LGBTQ y de género nunca están bien. Recuérdeles si escuchan un término y no están seguros de lo que significa ellos pueden venir y preguntarle al respecto.

Enséñeles que podemos aprender de personas de todas las razas, familias, etnias,  religiones e identidades de género. (Campaña de Derechos Humanos, n.d.)

Recuerda que la acción refuerza las conversaciones. Nuestros hijos nos miran y nos escuchan. ¡Es crucial que nuestras palabras de amor y comprensión para todas las personas se correspondan con nuestras palabras y comportamientos reales! Algunos puntos a considerar:

  • ¿Cómo actuamos en torno a los individuos LGBTQ?
  • ¿Hacemos chistes inapropiados sobre este tema?
  • ¿Qué roles de género estereotipados estamos transmitiendo, en declaraciones como “lanza una pelota como una niña”?
  • ¿Usamos términos despectivos como “marica” ​​o “machona”?
  • ¿Evitamos a las familias con un hijo abiertamente gay o bisexual? (Tenga en cuenta que todos los niños LGBTQ tienen una familia, y desafortunadamente, la familia puede sufrir prejuicios y la exclusión de sus comunidades, amigos e incluso familiares. Comuníquese, sea un amigo, le enseñará a sus hijos una lección de por vida).

Incluso si no está seguro de cuál es su posición respecto a los temas LGBTQ debido a sus creencias personales o religiosas, es importante enseñar a través del comportamiento y la conversación que tratar a los demás con respeto es fundamental para nuestras comunidades. Esto llevará a una mayor tolerancia y seguridad para todas las personas, sin importar su identidad.

Para discusiones asombrosas sobre sexualidad saludable, curiosidad, identificación sexual, anatomía y más, consulte nuestro recurso más popular, 30 días de charlas sobre sexo, disponible en Amazon.

Marina Spears recibió su Licenciatura en Ciencias en Estudios de Matrimonio y Familia de BYU Idaho. Ella dirige el programa de orientación estudiantil en la Escuela Cumbre de los Poconos y facilita un grupo de apoyo para familias de adictos. También es escritora y editora colaboradora de Educate and Empower Kids. Ella es madre de cinco hijos y le encanta pasar tiempo con su familia.

Ariane Robinson es la madre de cinco hijos. Ella es una Especialista en Estudios de Matrimonio y Familia y una facilitadora certificada con PREPARE / ENRICH. Un programa diseñado para ayudar a las parejas a desarrollar habilidades para mejorar sus relaciones. A ella le gusta trabajar con las familias y ayudar a fortalecer sus relaciones.

Citaciones:

Campaña de derechos humanos. (Dakota del Norte.). Respondiendo a las preocupaciones sobre temas LGBTQ | Escuelas de bienvenida. Obtenido de http://www.welcomingschools.org/research/responding-to-concerns/

Kosciw, J. G., Greytak, E. A., Palmer, N. A., y Boesen, M. J. (2014). Encuesta nacional sobre el clima escolar 2013: las experiencias de jóvenes lesbianas, gays, bisexuales y transexuales en las escuelas de nuestra nación. Nueva York: GLSEN